Una galería virtual para redescubrir el universo del papel decorado

coberta

Fig. 1. Cubierta posterior del nº B-46-5-20

El CRAI Biblioteca de Reserva de la Universidad de Barcelona presenta una galería virtual con ejemplares de papel decorado conservados en sus fondos de los siglos XVII-XIX. La galería está alojada en la red social Pinterest, en la que los usuarios registrados pueden consultar, guardar y compartir las imágenes, así como participar en la circulación de esta curiosa colección del patrimonio bibliográfico. Se exhiben alrededor de setenta ejemplares clasificados según las cuatro técnicas históricas principales de decoración de papel. Los ejemplares forman parte de las encuadernaciones –como cubiertas y guardas– de diferentes documentos de la Biblioteca. Se prevé actualizar la galería de forma periódica y ampliarla en el futuro con piezas de papel decorado aún no documentadas.

Una parte de esta colección digital tuvo su precedente en 2011. Con ocasión del congreso internacional Drammi giocosi, dedicado a la ópera italiana con libretos de Carlo Goldoni y organizado por TeatreSit, la Biblioteca de Reserva presentó la exposición virtual L’òpera a Barcelona a mitjan segle XVIII, una colección de ediciones bilingües de libretos de ópera italiana. Esta exposición contaba con varias vitrinas especialmente dedicadas al papel decorado, que estaba presente en casi todos los ejemplares de la colección. Esta sección incluía descripciones de cada muestra y una introducción a cada técnica de decoración a cargo de M. Teresa Canals Aromí, historiadora del arte e investigadora de arte textil y papel estampado.

guardes gofrades

Fig. 2. Guardas de papel brocado del ejemplar nº B-77-4-5

En la nueva colección digital organizada por la Biblioteca, la mayoría de los ejemplares proceden de los siglos XVIII-XIX. En algunos casos, al tratarse de obras reencuadernadas, el papel empleado en las cubiertas o las guardas es más reciente que el propio documento. Un ejemplo de ello sería un ejemplar que corresponde a un libro del siglo XVII, originalmente encuadernado en pergamino y posteriormente recubierto con papel decorado que podría datar de siglo XX, a juzgar por el estampado y textura de la pintura (véase fig. 1).

coberta xilogràfica

Fig. 3. Cubierta anterior de papel xilográfico del documento nº XVIII-10471

En cuanto a las técnicas de decoración predominantes, más de la mitad de la colección está formada por muestras de papel brocado (fig. 2) y xilográfico (fig. 3). El resto contiene ejemplares de papel marmoleado (fig. 4) y al engrudo (fig. 5). Algunos papeles presentan interesantes ejemplos de técnica mixta, tal y como se muestra en la fig. 6, en la que la impresión xilográfica se combina con gofrado y dorado. Otro ejemplo de esta fusión de técnicas sería el que se recoge en la fig. 7, en la que el papel ha sido trabajado de manera diferente en cada cara: marmoleado en el anverso e impresión de plancha de un solo color en el reverso.

* * *

Entre octubre de 2015 y julio de 2016 he dedicado mi labor investigadora a la colección de libretos de ópera de la segunda mitad del siglo XVIII que se presentó parcialmente en la exposición virtual de noviembre de 2011. Estos documentos, encuadernados en su mayoría en papel decorado de diferentes tipos, ahora vuelven a estar accesibles al gran público a través de la galería virtual. Basándome en los datos obtenidos durante mi investigación, me gustaría subrayar las importancia de esta iniciativa de digitalización y difusión.

coberta

Fig. 4. Ejemplo de papel marmoleado empleado en la cubierta del documento nº XVII-10466.

El fenómeno de la decoración forma parte de la actividad humana desde tiempos prehistóricos. Sin embargo, el concepto de “decoración”, al menos en nuestra sociedad, se asocia muy a menudo al embellecimiento superficial de un objeto, por lo general una herramienta cuya función principal es esencialmente práctica. En relación a las Bellas Artes, las artes decorativas han sido históricamente relegadas a un segundo plano. Esto permite entender por qué al papel decorado, salvo unas pocas excepciones –por ejemplo, las hojas de papel marmoleado introducidas en los libros de album amicorum del siglo XVI– se le ha negado el estatuto de obra de arte autosuficiente y ha sido asociado casi siempre a un uso eminentemente práctico. Encontramos papel decorado en los dorsos de los naipes, como forro de muebles, cajas e instrumentos

coberta

Fig. 5. Papel al engrudo en la cubierta posterior del documento nº XVIII-3208.

musicales, en guardas o cubiertas de libros o como recubrimiento de paredes y otras partes del espacio doméstico. Cabe destacar también que, con el tiempo, el papel decorado, al ser un material más económico, fue reemplazando a las telas con estampado oriental, la piel y otros materiales utilizados para embellecer los objetos de uso cotidiano. En el siglo XVIII el uso del papel decorado alcanzó su apogeo, y durante el siglo XIX su fabricación adquirió un alto grado de mecanización. Por su introducción relativamente tardía en Europa a partir del Renacimiento (comparándolo con su uso en Oriente) y por estar casi siempre asociado con lo funcional, económico y, por lo tanto, efímero, el papel decorado no ha sido considerado hasta hace muy poco un objeto de valor y de interés patrimonial. Solo en el siglo XX, como resultado del giro completo de lo manual a lo industrial, los ejemplares antiguos de decoración manual poco a poco empezaron a ser percibidos como un testimonio de las prácticas artesanas del pasado.

Fig. 6. Curioso ejemplo de fusión de la impresión xilográfica y gofrado y dorado. Documento nº XVIII-5018

Fig. 6. Curioso ejemplo de fusión de la impresión xilográfica y gofrado y dorado. Documento nº XVIII-5018

No sorprende, por tanto, que los estudios sobre técnicas, soportes y materiales sustentados del papel decorado todavía estén en su primera fase, como también lo están las formas de representación de estas obras en catálogos y galerías digitales.

coberta

Fig. 7. Guardas del documento nº XIX-1388.

Decoración de dos caras de papel de guardas.

Decoración de dos caras de papel de guardas.

Desde luego, no faltan las tentativas, aunque su alcance y profundidad son todavía bastante limitados. Para entender mejor las razones de estas carencias, hay tener en cuenta que la investigación del papel decorado se caracteriza por una serie de obstáculos y lagunas que voy a resumir en las siguientes líneas.

En la mayoría de los ejemplares de papel decorado, no existe ningún tipo de  información sobre el fabricante o el lugar de fabricación. Con la excepción de los ejemplares decorados mediante técnicas de impresión que permiten incorporar información sobre fabricación en el margen de la plancha (fig. 8), una gran parte de las piezas elaboradas con otras técnicas, como el papel al engrudo o el marmoleado, no llevan ninguna inscripción. A esto habría que añadir el problema de la dispersión del material disponible. Tras su aplicación al libro impreso, el papel decorado experimentó una gran expansión junto con el mercado del libro. Otro factor decisivo para su enorme difusión fue el creciente gusto por la ornamentación durante los siglos XVII-XVIII y el uso del papel decorado como sustituto de las telas estampadas.

Fig. 8. Guarda encolada del documento nº B-57-6-35b. Obsérvense la impresión de información sobre fabricación.

Fig. 8. Guarda encolada del documento nº B-57-6-35. Obsérvense la impresión de información sobre fabricación.

Por estas razones, la identificación de distintos ejemplos de papel decorado solo es posible mediante la comparación de los elementos externos de varias muestras de papel similares: presencia de marcas de agua, tipo de pintura, colores, textura, capas y estampado. Además, la comparación debería hacerse no solo entre piezas de la misma colección o fondo de biblioteca, sino también en relación con ejemplares de otras bibliotecas del ámbito nacional e internacional, desde Italia hasta Australia, ya que probablemente en todos los lugares donde haya fondos del siglo XVIII se encontrarán muestras similares de papel decorado.

En este contexto y ante tales dificultades, se hace más evidente la utilidad de las herramientas digitales y virtuales en la investigación del papel decorado. La publicación de imágenes de alta calidad de los ejemplares disponibles en las bibliotecas facilita de manera inestimable el cotejo de obras de todo el mundo, accesibles en línea desde cualquier lugar. Esta interconexión e inmediatez de acceso ayuda a la identificación y vinculación de piezas similares en los aspectos tecnológico, cromático y/o figurativo, y permite ubicar los ejemplares estudiados en un determinado contexto.

El uso de las galerías de imágenes como herramienta principal para el estudio del papel decorado también refuerza la necesidad de una descripción rigurosa, informativa y coherente sobre cada ejemplar representado. Por su naturaleza decorativa y ornamental, las características de una muestra de papel decorado (texturas, colores y motivos) suelen ser presentadas según criterios de disfrute estético. Esa aproximación va muy a menudo en detrimento del rigor, tanto en el análisis como en el propio criterio de selección de las muestras. Así, por ejemplo, el papel brocado suele considerarse más atractivo y, por tanto, más interesante que el papel al engrudo, que muchas veces tiene un aspecto más rústico, aunque no por ello deja de ser una de las técnicas más antiguas de decoración de papel, lo que lo convierte en fundamental para comprender la evolución de las tipologías y técnicas de decoración.

Otro problema general que he constatado durante mi trabajo de investigación está relacionado con las metodologías de digitalización del patrimonio documental. Se observa una tendencia a iniciar la representación digital de un documento –un libro, por ejemplo– con la información textual expuesta en la portada, soslayando o dejando en un segundo plano elementos tales como la cubierta, los cortes decorados y/o las guardas. Pese a que se puede entender la lógica de esta representación, este modelo de digitalización presenta bastantes lagunas de información. Si uno desea consultar uno de estos elementos considerados secundarios en un catálogo común de imágenes digitales, solo podrá encontrarlos por puro azar, ya que los motores de búsqueda no disponen de la posibilidad de filtrar según materiales o técnicas de decoración, fabricación o encuadernación, a menos que se trate de una galería especializada. Estos problemas son generales y bien conocidos por los especialistas que investigan las metodologías de digitalización del patrimonio. Sin embargo, creo que la participación de los investigadores de materiales y estructuras de documentos gráficos puede aportar mucho en la mejora de estos estándares de representación digital.

En relación a estas carencias en la digitalización de los documentos del patrimonio cultural, cabe mencionar la necesidad de presentar las muestras con un mínimo de contexto visual. Es decir, para que la representación de una cubierta de papel decorado sea valiosa para una investigación, debe contener imágenes del libro a tamaño completo y, a ser posible, añadir imágenes parciales que muestren los detalles de textura y estampado. Hay casos en los que es imposible reproducir adecuadamente algunas partes importantes, bien por su posición en el documento, como ocurre con los márgenes con información de fabricación; bien por tratarse de zonas inaccesibles a la cámara o el escáner como los pliegues y cortes del libro; o bien porque presentan un alto grado de deterioro. Por ello, sería de gran utilidad incluir toda la información legible en la descripción textual del ejemplar. De hecho, la descripción de un ejemplar de papel decorado no debería limitarse a la información de carácter bibliográfico, sino que también debería incluir datos relevantes siguiendo una nomenclatura coherente sobre la técnica y subtécnica empleadas, colores, tipo de estampado y otras características significativas. Quizás esta propuesta de digitalización suene un poco utópica, pero en realidad hoy en día ya contamos con innumerables herramientas que pueden hacerla posible sin un gran despliegue de recursos.

Año tras año, surgen nuevas herramientas de identificación y clasificación del papel decorado dirigidas no solo a profesionales, sino también a aficionados y al público en general. Actualmente uno de los proyectos más ambiciosos al respecto es la iniciativa promovida por Ligatus de una base de datos sobre papel decorado. También existen galerías en línea que pueden enriquecer mucho cualquier tipo de investigación sobre este tema. Una de ellas es la galería alemana Portal: Buntpapier, un buen ejemplo de clasificación rigurosa y coherente. Además, cada vez más bibliotecas de todo el mundo apuestan por presentar sus colecciones de papeles decorados en formato digital[1].

En este panorama tecnológico favorable, los investigadores cuentan con más posibilidades de identificar ejemplares similares o asociar piezas que presentan las mismas características o la misma información del fabricante. De esta manera, es posible crear una red de conexiones que compondría un mapa de la circulación del papel decorado. Un buen ejemplo de esta tendencia de investigación colaborativa serían las bases de datos de marcas de agua como el proyecto Bernstein. The Memory of Paper.

Este es el contexto en que debe ser valorado el proyecto de galería en línea organizado por el CRAI Biblioteca de Reserva de la Universidad de Barcelona. La iniciativa surgió de forma natural ante la necesidad de documentar mediante fotografía básica ejemplares de papel decorado encontrados en diversos documentos de los fondos de la biblioteca. Salvo los casos de la colección de libretos de ópera, no existía ningún proyecto sistemático de digitalización del papel decorado. La descripción detallada de cada ejemplar requiere un esfuerzo adicional que no estaba previsto al crear esta galería. Por tanto, la información descriptiva se limita a una serie de datos básicos añadidos a cada imagen: la signatura topográfica, el enlace al catálogo y, en algunos casos, indicaciones sobre la presencia de una marca del fabricante. La publicación a través de Pinterest, sencilla y gratuita, permite clasificar y asociar imágenes de forma colaborativa, dentro de la misma colección y también con ejemplares de otras galerías de papel decorado disponibles. Al mismo tiempo, se garantiza la difusión activa de las imágenes. Así, estas piezas de gran valor patrimonial salen de los archivos para ver la luz más allá del entorno estrictamente bibliófilo.

[1] Visita también la galeria  de papeles brocados de Bibliothèque et Archives du Château de Chantilly: http://www.bibliotheque-conde.fr/expositions/histoire-de-la-reliure/papiers-de-garde-dores-de-la-bibliotheque-du-chateau-de-chantilly/
También: Decorated and Decorative Paper Collection en University of Washington Libraries. Special Collections: http://content.lib.washington.edu/dpweb/index.html
Además la exposición virtual Papeles decorados: técnicas tradicionales, creación artística contemporánea: http://papelesdecoradosenmadrid.blogspot.com.es
En este mismo blog: Un element protector i embellidor alhora: les guardes marbrejades

 

* * *

Ieva Rusteikaitė (Vilnius, 1985), conservadora y encuadernadora de la Biblioteca de la Universidad de Vilnius desde el año 2011. Ha estudiado Historia, Antropología Cultural y Semiótica en Vilnius y Barcelona. Recientemente, como alumna del Máster de Dirección de Proyectos de Conservación-Restauración de la Universidad de Barcelona, ha investigado las técnicas y la historia del papel decorado a partir del estudio de la colección de libretos de ópera del Teatre Principal conservados en el CRAI Biblioteca de Reserva de la Universidad de Barcelona. A través de su experiencia como encuadernadora, se ha familiarizado con las principales técnicas, materiales y tendencias de decoración de papel.

Aquesta entrada s'ha publicat en Impresos i etiquetada amb , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

4 respostes a Una galería virtual para redescubrir el universo del papel decorado

  1. patrimoniurl ha dit:

    Molt interessant, ajuda a tenir més consciència sobre la necessitat d’incorporar aquest tipus d’informació a les fitxes del catàleg. Felicitats!.

  2. Me parece interesantísimo que alguien hable sobre el papel decorado, yo me dedico a pintarlo en varias técnicas y me apasiona. Durante años han sido postergados en favor de otras partes de la encuadernación y no han tenido casi interés en las descripciones de la misma. A pesar de ello han cumplido una importante función : han vestido a los libros y los han embellecido .
    Un saludo

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s